Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Puede parecer difícil que me crean, pero ya casi no identifico a los huéspedes. He llegado a un estado tal que todos son iguales para mí. Al principio los reconocía e incluso llegué a encariñarme con alguno. Pero ahora todos no son más que cuerpos en trance de desaparición. Me viene a la memoria uno en concreto, a quien ya conocía antes de que cayera enfermo. Su belleza era sosegada, como la de los cantantes extranjeros que salen en la televisión. Recuerdo que cuando organizábamos algún concurso de belleza, la reina siempre pedía aparecer en las fotos con él.

Mario Bellatin. "Salón de Belleza"

Entradas más recientes

Phantasmata 50

Capítulo VIII