EL AMOR DE UN SER MORTAL

Quizá el sentido del amor divino está en hacernos presentir la inmensidad contenida en el amor de un ser mortal. El amor humano es incluso más grande, si en él está no darnos una seguridad que vaya más allá del instante presente, y llevarnos siempre al irreparable desgarramiento.


Georges Bataille. El amor de un ser mortal (1951)




Comentarios

Entradas populares