ANTE EL TIEMPO-LEY



Siempre, ante la imagen estamos ante el tiempo. Como el pobre ignorante del relato de Kafka, estamos ante la imagen como Ante la ley: como ante el marco de una puerta abierta.  Ella no nos oculta nada, bastaría con entrar, su luz casi nos ciega, nos controla.  Su misma apertura -y no menciono al guardia- nos detiene: mirarla es desearla, es esperar, es estar ante el tiempo.  Pero ¿qué clase de tiempo? ¿De qué plasticidades y de qué fracturas, de qué ritmos y de qué golpes de tiempo puede tratarse en esta apertura de la imagen?

Georges Didi-Huberman
Ante el Tiempo. Historia del Arte y anacronismo de las imágenes.
pp. 31.

Comentarios

Entradas populares