¿A qué hombre se le ha permitido seguir su propio camino?
¿quién no ha sido expulsado continuamente
a un desierto en el que no encuentra
nada de si mismo, donde tiene
que degradarse y secarse,
convertirse en un tartamudo que pide auxilio,
alguien que se ahoga entre la sal
sin hojas y sin frutos,
hundido y maldito?

Elías Canetti.

Comentarios

Entradas populares