Todo cuerpo sumergido en la sombra, en una sombra de la que no sale, es un cuerpo invisible.
Pongámoslo a la luz y se hará visible, sin duda, pero no por ello dejará de proyectar
una sombra en algún lugar: su sombra, su parte de misterio. En todos los casos
sombra, poder omnipresente de la sombra, ese suplemento intangible de oscuridad
al que se enfrenta toda visibilidad en algún momento.Hablando en términos antropológicos
o psíquicos, la sombra es un fantasma,un miedo visual que emana de los cuerpos,
los pone en peligro o nos pone en peligro a quienes los miramos.
                                                       -Georges Didi-Huberman. El gesto fantasma.

Comentarios

Entradas populares