"Pero una parte de mi no ha girado al compás de la rueda, a favor de la corriente. Nada es bastante real para un fantasma. Soy en parte ese niño que cae de rodillas, dulcemente abrumado de imposibles presagios. Y no he cumplido aun toda mi edad, ni llegaré a cumplirla como él de una vez y para siempre". Enrique Linh.

Comentarios

Entradas populares